TITA PON

Yo parí y mi cabeza explotó...


Os decía en la anterior entrada que iba a empezar a escribir sobre alguna experiencia personal como madre porque creía que compartir momentos y leer sobre ello puede hacernos entender cosas más fácilmente y a tomárnosla de otra manera…

Mi primera experiencia personal va a ser, ojalá que con toda seguridad, la más dura que cuente aquí. Pero, ojalá, que si por desgracia alguien tiene que echar mano de ella, le ayude lo antes posible…

Hace ya dos años y medio di a luz a Manuela. Fue un momento inolvidable y una experiencia increíble. Pero a los diez días mi cabeza estalló. Me dio un trombo cerebral. Se hizo evidente a través de un ataque de epilepsia después de días en los que la cabeza, literalmente, me retumbaba. Permanecí doce días ingresada en el hospital.

Tomé pastillas anticoagulantes durante seis meses, durante los cuales me realizaron decenas de pruebas. El equipo médico que me atendió, y al que estaré eternamente agradecida, describió el trombo como "extraordinario" por lo bien que se había disuelto.

Desde entonces hago una vida normal. Hay personas que al verme se sorprenden porque esperan ver secuelas de aquello, pero estoy bien, muy bien. Hasta me atreví con una segunda hija…

Cada vez oigo más casos de problemas que surgen durante el parto, será que pongo más atención después de lo que pasó. Como tantas mujeres, pensaba que después de dar a luz todo era perfecto. Mi chico y yo estábamos tan felices que no hicimos caso a las señales que mi cuerpo daba para decir que no iba bien. Pensamos que todos los dolores "eran normales" después de un parto y que todo se pasaría...Pero no. Un parto supone complicaciones que detectadas a tiempo pueden quedar en nada y que apartadas pueden no encontrar nunca solución.

Muchas de las personas que pasáis por Tita Pon estáis esperando bebés. No me gustaría crear ninguna alarma, lo normal es que no pase nada, pero hay veces que lo "no normal" aparece en nuestras vidas... Hablar con los médicos de cómo nos sentimos tras parir es imprescindible. Y conocer los riesgos que conlleva el parto, también...

Ojalá estas palabras no tengan que ayudar a nadie... Pero ojalá que si alguien las tiene que recordar algún día, sea antes "de que su cabeza exploté". Ojalá alguien me lo hubiese contado a mí. Por eso hoy yo he decidido contároslo a todos vosotros...

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



​Querido blog de Tita Pon…


Ay querido blog… te debo una disculpa… o dos… te he abandonado a tu suerte. Ya sé que no hay excusas pero no he parado, mi cabeza no ha parado, Tita Pon no ha parado… Hoy me siento y te dedico un poco de tiempo, y te prometo que a partir de hoy te lo dedicaré más a menudo… (¿Será éste un propósito como el de ponerme a dieta cada lunes o apuntarme al gimnasio cada mes de septiembre y enero?)

En cualquier caso… aquí estoy… cómo la nueva temporada de primavera-verano. ¿Habéis visto la web? Trabajamos mucho para que esté todo colgado a la vez que va llegando. Hay un montón de novedades que nos encantan. Empieza el buen tiempo así que si te gusta algo no lo dejes escapar.

Esta temporada hemos preferido traer más variedad de productos pero, de muchos de ellos, una unidad por talla. Además, hemos incorporado alguna marca nueva, como Plumeti Rain o My Little Cozmo.

A la vez que llegaban las cajas, nuestras caras se iluminaban. Creo que podemos decir que nos gusta todo lo que vendemos, y eso, para vosotros clientes, es muy importante. En Tita Pon, tenemos la suerte de que nos encanta lo que hacemos, y lo que más nos gusta es que encontréis cosas especiales, diferentes, poco vistas…

Aprovecho esta toma de contacto con el blog para deciros que voy a empezar a contaros cosas personales sobre mi maternidad y mi experiencia con mis niñas. Creo que podemos hablar de muchos temas que nos pueden ayudar a la hora de afrontar situaciones... padres unidos jamás serán vencidos! Jeje…

Hasta muy pronto… (prometido)

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



​Llega la Navidad… ¿Por fin?


Diciembre. Mes de la Navidad. Para unos entrañable y para otros odiosa…

En cualquiera de los dos casos nos rodeamos de familia. Muchas veces, y afortunadamente, con niños pequeños.

A los adultos nos puede gustar más o menos, pero a ellos, a los más pequeños de la casa, les gusta sí o sí. La Navidad, por ellos, hay que celebrarla y, dentro de las posibilidades de cada familia, con juguetes. Sin duda es la época del año.

En Tita Pon hemos traído juguetes. Más que nunca. Juguetes que siguen la línea de la tienda. Que nos gustan de verdad y que consideramos que tienen mucha calidad y mucho de diferentes.

La madera es la protagonista indiscutible. Los más pequeños pueden jugar con madera. Torres, piezas, números, colores, construcciones, equilibrios, granja, golf… todo tiene cabida. También en lo musical. Instrumentos de madera reciclada que hacen las delicias de los peques pero que encantan a los mayores.

En Tita Pon creemos que los puzles fomentan el desarrollo de los niños. Tenemos con piezas para niños y niñas desde dos años, hasta más complicados, a partir de seis.

Otra cosa que adoramos son las cocinas. Por eso, hemos llenado Tita Pon de cestas de té, instrumentos, vajillas… todos con un diseño genial. Nada de estridencias pero dedicado a los niños…

Especial, muy especial, son nuestros correpasillos. Y muy muy especial, los libros. Triciclos, mordedores, peluches... ¿Qué os voy a contar yo? ¡Compro convencidísima!

Creo que hemos reunido marcas y juguetes especiales. Tanto para padres como para niños, un equilibrio no siempre fácil de conseguir. Los productos están en la web, pero ganan mucho, muchísimo en directo.

Si os encajan, si os gustan, si os chiflan estaremos encantados de recibiros.

Papá Noel llega en poco más de una semana y pudiendo elegir, ¿por qué comprar por comprar?

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



Lo diferente nos hace únicos…


Está claro. O buscas una diferencia con la que destacar o te conviertes en “uno más”… No se trata de concentrar todas las miradas, ni de ser más que nadie. Pero, tal y como afronto yo la vida, creo que es importantísimo el poder ponerle alguna chispa. Cómo sea, de la manera que sea. Hay que atreverse. ¿Por qué no podemos ser especiales?

Todo esto me viene a la cabeza al ver la nueva colección de Stella McCartney Kids. ¿Le habéis echado un ojo en la Web? ¿Habéis podido verla en persona en Tita Pon?

Son prendas tan especiales, tan diferentes, únicas… Stella McCartney viste a los más pequeños de casa de domadores de circo. Les convierte en conejos con un pompón como complemento o llena de tul a las niñas. Stella McCartney introduce el neopreno en sus sudaderas y hace de sus vestidos auténticos paisajes. Es genial. Es auténtica. Me encanta.

Ser diferente nos hace únicos. Algo no sólo positivo en estos tiempos, sino casi casi imprescindible. Os invito a ser tan especiales como podáis. A dejar a un lado complejos. A vestiros a vosotros y a vuestros hijos con la ropa de Stella McCartney de turno. De una marca u otra. Qué más da. Pero empezad cuanto antes a ser diferentes. Porque así, llegaréis antes a ser únicos.

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



La chispa surgió y supe que estaríamos juntos…


Siento si has abierto este post pensando que voy a contarte cómo surgió la chispa con mi chico… Aún estás a tiempo de cerrarlo… Hoy le toca el turno a otro… en concreto a otra… Babyshower.

Nos encontrábamos en pleno proceso de montar Tita Pon… unos días después de decidir que apostábamos por la locura de tener un negocio propio, un día en Madrid, una feria… ahí estaban ellas, las chicas de Babyshower…

Vimos y nos encantaron, tocamos y surgió la chispa, volvíamos a Zaragoza con la promesa de llamarnos pero avanzados unos metros nos supo a poco… así que pasó lo que tenía que pasar… volvimos y cerramos el primer pedido con la marca catalana.

Por parte de Tita Pon fue amor a primera vista… ¡vamos! ¡un flechazo en toda regla! Razones… estampados infantiles, cero clásicos, cero estridentes, colores neutros para acompañar indistintamente a niños y niñas, elegante y vanguardista, calidades excelentes, marca española, hecho en España…

Durante meses hemos vendido cientos de productos de la marca. Al que le gusta, le gusta todo. Por Tita Pon han pasado toallas, sujetachupetes, moisés, baberos, cambiadores, bolsas de maternidad, mantas…

Sólo hoy puedo entenderlo del todo… porque no ha sido hasta ahora, con el nacimiento de nuestra hija Julieta, cuando hemos podido probar, lucir, manchar, lavar y planchar sus productos. Y sí… para nosotros son perfectos.

Porque un recién nacido necesita un tamaño de babero más pequeño del habitual… necesita unas minitoallas de rizo para limpiar sus babas o un cambiador que, además de tener un estampado genial, vaya acompañado de un par de toallas impermeables… Porque un bebé es imprevisible y mancha… ¡Mancha mucho! Porque un ser humano tan pequeño necesita unos cuidados especiales… Por eso, hasta que no descubres productos tan específicos, elaborados con una estética tan delicada, no te das cuenta de lo mucho que los necesitas y de lo prácticos que resultan a la hora de cuidar a un nuevo miembro de la familia.

En Tita Pon contamos con Babyshower cuando arrancamos nuestra andadura comercial. Nos enamoró en su día y, nueve meses más tarde, nos ha cautivado del todo… Ojalá que este amor dure mucho mucho tiempo. El nuestro y el de otros muchos recién estrenados como padres… Seguro que sí…

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



No sin su muselina…


Primera compra para Manuela… conjuntos de Pequeño Tocón y una muselina. ¿Para qué? ¡Ni idea! Faltaban meses para que naciera pero nos dijeron, nos explicaron, nos convencieron de que un bebé la necesitaba. La marca, la original, Aden + Anais.

Se trata de un producto fino, muy delicado. En tejido de algodón o de bamboo sirve como arrullo para el recién nacido, como mantita, como dudú, como mosquitera… en realidad una muselina tiene tantos usos como un bebé disponga… Con los lavados gana suavidad y se va a adaptando a la perfección a la vida diaria del más pequeño de la casa.

Cuando llegáis a Tita Pon buscando un regalo o un detalle para un recién nacido no dudamos en enseñaros las muselinas. El precio es muy asequible y el uso que se les da no tiene precio.

Durante las últimas semanas las muselinas se han puesto de moda… Una persona muy conocida, que ocupa muchas páginas de las revistas del corazón, ha decidido arropar a su recién nacido con una de la marca Aden + Anais. ¿Sabéis qué? Que me alegro… y mucho… si no conocíais el producto ya lo habéis visto. Si nunca habíais leído nada sobre él, ya sabéis que existe…

En muchas ocasiones las modas son tan efímeras y tan superficiales que tal y como vienen se van… espero que esta moda sea para quedarse y que por moda que sea, la muselina se convierta en un producto indispensable en los primeros meses de vida… Yo la compré sin saber, la probé sin entender, constaté que la necesitaba y la introduje en Tita Pon convencidísima de que una muselina de Aden + Anais es un buen, muy buen producto.

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



Mi querido Pequeño Tocón…


Sin darnos cuenta, como quien no quiere la cosa, por casualidad… todos los caminos de Tita Pon conducen a Pequeño Tocón. Porque todo empezó con Pequeño Tocón...

Sabíamos que esperábamos una niña, que se iba a llamar Manuela, que no iba a llevar lazos y que su ropa no sería de color rosa bebé. Lo que no conocíamos por aquel entonces era la marca de Alicia Villar.

Diseñado en España, hecho en España, tan diferente a lo que conocíamos y tan parecido a lo que nos gustaría tener. Era la marca perfecta para nuestra niña. Era una marca que nos encaminó a un mundo de diseño, de un clásico renovado, de prendas delicadas y diferentes… Una marca que, sin duda, volveremos a utilizar a partir de julio cuando nazca nuestra segunda hija, Julieta.

Por eso, Pequeño Tocón ocupa un hueco en Tita Pon. Porque queríamos trasmitiros nuestra pasión por esta marca, nuestra confianza en un producto que mezcla diseño y calidad y que consigue que los bebés sigan siendo bebés. Eso sí, recién nacidos especiales, únicos y, siempre, irrepetibles…

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



Mejor… ¡Imposible!


Es un orgullo que la redactora jefe de suplementos de VOGUE pasease por Pedro María Ric 21 de Zaragoza y se fijase en Tita Pon. Es un orgullo que meses después, al preparar la edición de VOGUE Niños, se acordase de Tita Pon. Y es un orgullo, todo un honor y una sensación única poder ver que Tita Pon ya ha ocupado un hueco en una publicación como VOGUE.

Lo hizo apenas cuatro meses después de abrir. Justo una semana después de aparecer en YO DONA. ¡Madre mía que días! Cómo lo íbamos a imaginar… Abrir un negocio, poner en marcha un proyecto, y sentirte respaldado por revistas de ámbito nacional, por profesionales que han valorado tu trabajo… nos hizo “subir la persiana” con una sonrisa especial… sonrisa que, por supuesto, mantenemos y mantendremos durante mucho tiempo.

Sacamos pecho porque, a pesar de lo que algunos puedan pensar, cada uno de los redactores que se han interesado en Tita Pon lo han hecho con interés periodístico. En ningún caso se han mezclado intereses comerciales o publicitarios. No lo han hecho los medios nacionales ni tampoco los regionales en los que hemos aparecido.

El Periódico de Aragón y Aragón Radio dedicaron un espacio a Tita Pon. Líneas y minutos en secciones de economía de los que nos sentimos igual de satisfechos que en el resto de ocasiones. Millones de gracias.

En Tita Pon creemos que el trabajo bien hecho, la mayor parte de las veces, tiene su recompensa. Nosotros sólo tenemos que escuchar, releer algunos artículos y las palabras de nuestros clientes para darnos cuenta de ello…

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



¡Fuera prejuicios!


¿Qué sujetar a mi hija con una correa es ponerla al mismo nivel que un perro? ¿Qué van a pensar de mí si utilizo un arnés para controlarla? ¿Qué no está visto llevar a los niños sujetos con una cinta?

Mi hija tiene 18 meses, a veces no anda, a veces corre, ¡vuela! Ha empezado a recorrer algún tramo de nuestros paseos a pie y sí, la llevo con correa. No sólo lo reconozco, sino que me siento muy segura de hacerlo.

La correa, sujeta a buena una mochila, le ayudó a que diera sus primeros pasos. Ella se sentía segura, le aportaba equilibrio y estabilidad. Ahora, cuando ya domina la técnica, nos ayuda a los adultos que la acompañamos. Cualquier paso en falso o tropezón puede resultar menos aparatoso si la caída está controlada.

Además, si le da por correr sabemos que no puede ir más allá del escaso metro que mide la cinta. Busco la seguridad de mi hija por encima de todo. Seguridad que en este caso combino con mi comodidad. ¿Prejuicios yo? ¡Si yo sólo le veo ventajas! ¿Miramientos? ¡Ninguno!

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



Vestidos Tita y Pon


A mí me encanta vestir igual que mi hija Manuela. Partamos de ahí para explicar el por qué de la primera colección Tita Pon. La composición es un muy simple, un vestido para la madre, un vestido para la hija, diferente corte, mismo estampado. El resultado, “vestidos madre e hija Tita Pon”.

Tita Pon es una tienda multimarca que en ningún caso, de momento, está pensada para ser el escaparate de nuestras propias colecciones. Pero resulta muy difícil encontrar ropa confeccionada en España que cumpla la función de vestir igual a pequeñas y mayores, así que nos lanzamos a la piscina.

El diseño, el patronaje, la compra de las telas, su corte y su confección están realizados en Zaragoza, ciudad de la que soy y donde está ubicada físicamente Tita Pon. Estamos muy orgullosos de decírselo a nuestros clientes. Y es que el mimo del proceso se imprime en cada uno de los vestidos.

Hay que personas, mujeres y hombres, a las que les horroriza la idea de ir conjuntada con un niño. Hay otras que lo adoran. Dicen que para gustos están los colores, y yo aplico esa frase para muchas situaciones de la vida. Estoy convencida de que cada uno es feliz a su manera.Yo me siento muy afortunada de poder ser muy feliz a la mía y de contribuir con la felicidad de aquellas mujeres a las que se les escapa una sonrisa de satisfacción, simplemente, al verse conjuntadas con sus pequeñas.

Vestidos Tita y Pon... ¿por qué no?

ESTHER IRIARTE (TITA PON)



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información